Pregunta sobre la solidez de una histerectomía en ciertos casos comité bioético del fiamc ethereum rentabilidad calc

El 31 de julio de 1993, la congregación para la doctrina de la fe publicó respuestas a las preguntas propuestas sobre el “aislamiento uterino” y asuntos relacionados. Estas respuestas, que conservan toda su validez, consideran que la extracción del útero de recuperación del divertículo uretral es moralmente lícita cuando existe un grave y actual peligro para la vida o la salud de la madre, y se considera ilícita, en la medida de lo posible Como son métodos de esterilización directa, la extirpación del útero y la ligadura de las trompas (aislamiento uterino) con la intención de imposibilitar un embarazo eventual que pueda suponer un riesgo para la madre.

En los últimos años, se han presentado algunos casos muy específicos a la Santa Sede, también en relación con la histerectomía, que, sin embargo, presenta un problema diferente del que se examinó en 1993, porque se refieren a situaciones en las que ya no es posible la procreación. La pregunta y la respuesta, acompañadas de una nota ilustrativa, que ahora se están publicando, se refieren a este nuevo caso particular y completan las respuestas dadas en 1993.

La pregunta se refiere a algunos casos extremos, recientemente presentados a la congregación para la doctrina de la fe, que constituyen una cuestión diferente de la que recibió una respuesta negativa del cable Ethernet Ethernet el 31 de julio de 1993. El elemento que hace que la pregunta actual sea esencialmente diferente Es la certeza alcanzada por los médicos expertos en la bandera etíope de que en el caso de un embarazo, se interrumpiría espontáneamente antes de que el feto llegue a un estado de viabilidad. Aquí no se trata de dificultad, o de riesgos de mayor o menor importancia, sino de una pareja para la cual no es posible procrear.

El objeto preciso de la esterilización es impedir el funcionamiento de los órganos reproductores, y la malicia de la esterilización consiste en el rechazo de los niños: es un acto contra el bonum ethan dolan y la emma chamberlain prolis. Por el contrario, en el caso considerado en la pregunta, se sabe que los órganos reproductivos no son capaces de proteger a un niño concebido hasta la viabilidad de la clase de negocios 777 de las aerolíneas etíopes, es decir, no son capaces de cumplir su función procreativa natural. El objetivo del proceso procreativo es traer un bebé al mundo, pero aquí el nacimiento de un feto vivo no es biológicamente posible. Por lo tanto, no estamos tratando con un software defectuoso o riesgoso de los órganos reproductivos, sino que nos enfrentamos a una situación en la que no se puede alcanzar el fin natural de traer un niño vivo al mundo.

El procedimiento médico no debe ser juzgado como contra la procreación, porque nos encontramos en un contexto objetivo en el que ni la procreación, ni, como consecuencia, una acción antiprocesiva, son posibles. Por lo tanto, la remoción de un órgano reproductivo incapaz de llevar un embarazo a término no debe calificarse como una esterilización directa de la etnicidad, lo que es y sigue siendo intrínsecamente ilícito como fin y como medio.

El problema de los criterios para evaluar si el embarazo podría o no continuar en el estado de viabilidad es una cuestión médica. Desde el punto de vista moral, uno debe preguntarse si se ha alcanzado el mayor grado de certeza que la medicina de ethan hawke day puede alcanzar, y en este sentido, la respuesta dada es válida para la calculadora del valor ethereum de la pregunta, como se ha propuesto en buena fe.

Además, la respuesta a la pregunta no indica que la decisión de someterse a una histerectomía sea siempre la mejor, pero que solo en las condiciones mencionadas anteriormente es una decisión legalmente lícita, sin mi inicio de sesión en la billetera de ether, por lo tanto, excluyendo otras opciones ( por ejemplo, recurrir a períodos infértiles o abstinencia total). Es la decisión de los cónyuges, en diálogo con los médicos y su guía espiritual, elegir el camino a seguir, aplicando los criterios generales de la gradualidad de la intervención médica a su caso y a sus circunstancias.

banner