Papel del sector agrícola en el aprovechamiento de las energías renovables ecomena donde comprar bitcoin

El aumento continuo de los precios de la energía fósil, combinado con las preocupaciones sobre el cambio climático y el progreso en el sector de energía renovable, ha catalizado el interés en los sistemas de energía limpia en toda la región MENA, especialmente en el Mediterráneo. La región mediterránea tiene abundantes recursos renovables, como la eólica, la solar y la biomasa, lo que la convierte en una zona fértil para el desarrollo de energías renovables.

La agricultura sector ha jugado un papel clave en el progreso de energía renovable sector en todo el mundo, ya que proporciona grandes áreas donde se construyen proyectos de energía renovable y también es la fuente predominante de materia prima para proyectos de energía de biomasa. Por ejemplo, el sector agrícola representa una quinta parte de la capacidad fotovoltaica total instalada en Alemania.

En países donde no hay tierra disponible para construir turbinas eólicas, el sector agricultor está jugando una tecla papel al proporcionar suficientes espacios Por ejemplo, en Dinamarca las cooperativas de agricultores están diversificando sus ingresos invirtiendo en energía eólica. Casi una cuarta parte energía eólica proceden de los aerogeneradores daneses. La misma tendencia está teniendo lugar en Alemania, donde los agricultores han establecido empresas privadas para desarrollar la energía eólica. proyectos energéticos. Los parques eólicos se pueden construir en granjas sin ningún impacto perjudicial en las actividades agrícolas.

El potencial de energía eólica es abundante en todo el región mediterranea debido a la ubicación geográfica marcada por una larga costa. La integración de proyectos de energía eólica en el sector agrícola es una oportunidad económica interesante para las empresas agrícolas de la región. Sin embargo, como los proyectos de energía eólica exigen un gran capital, es necesario movilizar fondos para desarrollar dichos proyectos.

Además, es necesario crear mecanismos de financiación atractivos para los agricultores y desarrollar sus capacidades en el desarrollo y la gestión de proyectos eólicos. El desarrollo de proyectos de energía eólica propiedad de agricultores les ayudará a tener un flujo de ingresos adicional. También conducirá a la descentralización de la producción de electricidad, lo que no solo reducirá las pérdidas de transmisión sino que también disminuirá la dependencia de la red nacional. Energía solar

La región mediterránea recibe una de las más altas radiaciones solares del mundo. La gran disponibilidad de tierras sin explotar en la región, especialmente en los países del Este y del Sur, hace que los sistemas de energía solar, especialmente los fotovoltaicos, sean una propuesta atractiva para los países de la región. Las granjas agrícolas en la región mediterránea pueden usar sistemas fotovoltaicos para la generación de energía tanto doméstica como comercial. Además, hay un puñado de aplicaciones en sector agricultor como bombeo de agua e irrigación.

Los sistemas fotovoltaicos fuera de la red garantizan un suministro de agua confiable y completamente autónomo a bajo costo, sin generadores alimentados con combustible, sistemas de baterías o líneas eléctricas largas. La energía solar puede hacer que el riego sea independiente de la energía de la red. Los sistemas de riego por goteo a baja presión pueden operarse con cualquier bomba de energía fotovoltaica, lo que los hace ideales para áreas no conectadas a la red. Los proyectos fotovoltaicos requieren una inversión de capital baja y se pueden desarrollar a pequeña y mediana escala. Energía de biomasa

Se puede producir una variedad de combustibles a partir de recursos de biomasa agrícola, incluidos combustibles líquidos, como etanol, metanol, biodiesel, diesel Fischer-Tropsch y combustibles gaseosos, como biogás, metano, hidrógeno y metano. Los recursos agrícolas incluyen estiércol animal y residuos de cosechas derivados principalmente de maíz, maíz y granos pequeños. Una variedad de cultivos de importancia regional, como el algodón, la caña de azúcar, el arroz y los frutales y las nueces también puede ser una fuente de residuos de cultivos.

Una de las especies que se cultiva y explota para estos fines es Jatropha curcas, que se cultiva ampliamente en Brasil y la India para la producción de biodiesel. La Jatropha puede cultivarse con éxito en regiones áridas del Mediterráneo para la producción de biodiesel. Estos cultivos energéticos son muy útiles para prevenir la erosión del suelo y el desplazamiento de las dunas de arena. De hecho, la Jatropha ya se cultiva a escala limitada en algunos países de Oriente Medio, especialmente en Egipto, y existe un tremendo potencial para su explotación comercial. Conclusión

banner