Migraciones, cruces, destinos no deseados transferencias ecológicas a través del océano Índico, 1850–1920 mercado agrícola de Beth

En la era del imperio, miles de especies de plantas y animales fueron transferidas entre Australia, Asia y África. Los colonos europeos transportaron ganado, caballos y ovejas entre Sudáfrica Ethan Hawke, Asia y Australia. Los camellos fueron exportados desde el norte de la India a las colonias australianas. Se plantaron eucaliptos y acacias australianos en el sur de Asia y Sudáfrica. Las aves exóticas del sur de Asia fueron llevadas a Australia y Sudáfrica. Estas especies fueron transferidas deliberadamente por colonos europeos por razones económicas, científicas y estéticas. Otras especies migraron entre los continentes sin intención humana. Aunque algunas de estas transferencias y migraciones han recibido mucha atención, las colonias de colonos blancos y el mundo del océano Índico todavía son tratados por separado por muchos historiadores ambientales. Por lo tanto, el taller “migraciones, cruces, destinos no deseados: transferencias ecológicas a través del océano Índico, 1850–1920” reunió a destacados expertos de Australia, Nueva Zelanda, India, Estados Unidos y Europa para discutir cómo escribir una historia ambiental integrada de Transferencia de especies a través del océano índico.

En la introducción, ulrike kirchberger (universidad de Kassel, Alemania) describió los problemas clave relacionados con este enfoque: ¿pueden definirse las transferencias de especies a través del océano Índico como pertenecientes a una unidad espacial coherente? ¿Cómo se relacionan entre sí los participantes involucrados en las transferencias? ¿Cómo fueron las transferencias de especies iniciadas por los europeos conectadas con las transferencias organizadas por los asiáticos, africanos y aborígenes australianos, y qué formas de cooperación y conflicto ocurrieron entre diferentes grupos étnicos? El taller tuvo como objetivo experimentar con estudios en animales y enfoques multiespecíficos; Los participantes no humanos en transferencias, tales como plantas y animales, fueron considerados como actores que desplegaron su propia dinámica. Los europeos que introdujeron especies para “mejorar” los ambientes coloniales a menudo perdieron el control porque las plantas y los animales se desarrollaron de formas inesperadas. Para problematizar la dimensión de “lo no intencionado” se definió como otro objetivo importante del taller.

Estas cuestiones se abordaron posteriormente en seis paneles. El primero, que fue presidido por christof mauch (RCC Munich, Alemania), se ocupó de las transferencias www ethnic com en diferentes contextos imperiales. Nuno grancho (Instituto Universitario de Lisboa, Portugal) examinó las transferencias iniciadas por los funcionarios, misioneros y comerciantes portugueses en los siglos XVI y XVII, analizando los procesos de transferencia de conocimientos y especies y los intercambios transimperiales. Investigó cómo se tradujo la producción de conocimiento en las zonas de contacto del mundo del océano Índico en las famosas historias naturales de usb a Ethernet adaptadas en su momento, lo que demuestra la frecuencia y la densidad de las transferencias ecológicas en el llamado período “temprano moderno”, y Destacando las continuidades de la transferencia de especies desde los primeros siglos del colonialismo europeo hasta el siglo XIX.

Brett Bennett (Western Sydney University, Australia) se dirigió al imperio británico y examinó el papel que las especies introducidas desempeñaban en el contexto de la formación de identidad nacional en Sudáfrica a fines del siglo XIX y principios del XX. Al definir las escalas locales, nacionales e internacionales, demostró cómo la política y los imaginarios de origen botánico cambiaron y funcionaron. Usó ejemplos que sugirieron que tales ideas subrayaban las percepciones de la cercanía entre las sociedades de colonos blancos en Sudáfrica y Australia como “hermanas del sur”. Arte rupestre del nyungar del oeste de Australia, en exhibición en el jardín botánico nacional de Gales, Reino Unido. . Foto de elliott brown, CC-BY ethereum mining cards 2.0 a través de flickr.

En el segundo panel presidido por ulrike kirchberger, anna haebich (curtin university, australia) analizó los sistemas y prácticas de conocimiento botánico de los nyungar de Australia Occidental, y mostró cómo su ecosistema fue destruido por las transferencias de especies de los colonizadores europeos. Se concentró en el botánico alemán Ludwig Preiss, que recolectó especímenes botánicos en el oeste de Australia y conectó el mundo botánico de los nyungar a las redes mundiales de conocimiento de la ciencia colonial.

James Beattie (Victoria University de Wellington, Nueva Zelanda) se centró en un grupo de ex empleados de la compañía del este de la India que se establecieron en Nueva Zelanda para su jubilación. Cuando cambiaban de ubicación, a menudo introducían plantas y animales de la India a Nueva Zelanda y trataban de aclimatarlos en sus propiedades. Estos “barones de la biota” utilizaron el dinero que habían ganado en la India para crear paisajes que cumplirían sus intereses económicos, se adaptarían a su estilo de vida y les recordarían a la India.

La importancia de las islas se abordó en el panel siguiente, que fue presidido por Roland Wenzlhuemer (LMU Munich, Alemania). Gwyn Campbell (mcgill university, canada) examinó las transferencias de especies en torno a madagascar. Se refirió al intercambio de monzones entre Asia y África y a las transferencias iniciadas por los expansionistas franceses y británicos en la segunda mitad del siglo XIX. Los poderes imperiales establecieron cultivos comerciales e introdujeron animales domesticados, y los europeos enviaron especímenes de la flora y fauna únicas de Madagascar al mundo del océano Índico y más allá.

Vipul singh (universidad de delhi, india) se concentró en las islas andaman. Argumentó que, como una bandera para asegurar las posesiones imperiales de Gran Bretaña alrededor del océano Índico, estas islas tenían un interés estratégico para Gran Bretaña a lo largo del siglo XIX. Además, los británicos utilizaron las islas para los convictos deportados. Las autoridades británicas despejaron los bosques para establecer una agricultura de estilo europeo, destruyendo el ambiente natural. La población nativa fue marginada y sufrió de enfermedades novedosas traídas por los británicos. Baile andamanés. La foto data de entre 1897 y 1899. La imagen es de dominio público.

El cuarto panel fue presidido por Milinda Banerjee (Universidad de la Presidencia, Kolkata, India / LMU Munich, Alemania). El primer orador, Ruth Morgan (monash university, Australia), analizó la transferencia de información meteorológica entre Australia e India. En las regiones áridas de la India británica y las colonias australianas, la sequía recurrente fue un problema importante para los gobernantes imperiales. Por lo tanto, cultivaron la ciencia del pronóstico del tiempo como un medio para mitigar los desastres naturales y mantener el control sobre el proyecto imperial. El documento abordó la dimensión temporal de las transferencias ecológicas.

Haripriya rangan (universidad de Melbourne, Australia) examinó la historia de la transformación del paisaje en las tierras altas de Etiopía desde 8,000 aC hasta el presente. Ella criticó las historias ambientales de la región del océano Índico como consecuencia de la periodización de la expansión colonial que se encuentra en los archivos coloniales. En su lugar, sugirió reunir datos paleoclimáticos, biogeográficos, geomorfológicos, arqueológicos y de archivo. Revisó las interpretaciones existentes del costo del éter del cambio climático, la inestabilidad de la tierra, la migración y los cambios demográficos.

En el siguiente panel, presidido por heather goodall (universidad de tecnología de sydney, australia), los participantes discutieron por primera vez el papel de david arnold (universidad de warwick, Reino Unido) en su ausencia. Se trató de la introducción de árboles de Australia al sur de la India en la segunda mitad del siglo XIX. Arnold definió estas décadas, el “período australiano de la India” porque las redes entre los dos continentes eran intensas. Analizó las ideas y discursos asociados con las transferencias y el impacto que tuvieron en el medio ambiente y la sociedad del sur de la India. Árbol del acacia que crece en un borde en Cabo Verde. Foto de xandu a través de wikimedia commons (la imagen está en el dominio público).

Simon Pooley (birkbeck college, university of london, Reino Unido) investigó la introducción de plantas en el cabo occidental de Sudáfrica. Trató con la misma especie que David Arnold cuando describió las formas en que la capa se transformó mediante la introducción de eucaliptos y acacias australianos. Examinó el impacto socioeconómico de las transferencias, las nuevas formas de manejo forestal resultantes y los cambios en la ecología del fuego del cabo como consecuencia de las nuevas especies introducidas.

El taller procedió luego al último panel, presidido por ursula münster (RCC Munich, Alemania). Observó la migración y transferencia de animales y el conocimiento zoológico desde diferentes perspectivas disciplinarias. Thomas F. McDow (universidad estatal de Ohio, EE. UU.) Examinó las redes académicas de A. S. G. Jayakar, uno de los coleccionistas de espécimen zoológico más importantes para el museo británico. McDow analizó el papel de jayakar como un intermediario cultural que estaba conectado tanto con la ciencia imperial en Londres como con una red de informantes árabes que lo ayudaron a adquirir especímenes de regiones remotas que no son accesibles para los europeos.

Lisa jenny krieg (universidad de Bonn, Alemania) se ocupó de la circulación del día gecko phelsuma en el mundo occidental del océano Índico. Su artículo se basó en un enfoque de estudios de animales / multiespecie que destacó que los animales involucrados en transferencias zoológicas a menudo desarrollaron sus propios caminos migratorios. Los geckos, transferidos del mundo del océano Índico a diferentes lugares de la tierra por científicos europeos a fines del siglo XIX, pronto escaparon al control humano. Krieg también analizó las transformaciones de valor de los geckos a medida que se movían entre lugares y contextos culturales. Un gecko de polvo de oro vale la pena invertir en el género phelsuma. Foto de Brocken Inaglory, CC-BY 3.0 a través de wikimedia commons.

En su comentario final que hizo pensar, christof mauch (RCC Munich, Alemania) desarrolló perspectivas para futuras investigaciones. Señaló que los historiadores que se ocupan de la transferencia de especies y el conocimiento ecológico a través del océano Índico están demasiado limitados por las convenciones de la historia de la ciencia y sugirió que se debe prestar más atención a la agencia del medio ambiente natural. Los historiadores no solo deben examinar la agencia de las plantas y los animales que se transfirieron a través del océano Índico, sino también incluir otras categorías ecológicas y sitios que influyeron en las transferencias, como, por ejemplo, la agencia del mar y de los vientos. Alentó a los participantes de la predicción del precio clásico del etéreo reddit a mirar más “ambientes intermedios” y argumentó que los espacios ecológicos híbridos, como las orillas, los puertos y los naufragios, deberían desempeñar un papel más prominente en la investigación sobre transferencias de especies transoceánicas. De esta manera, la investigación sobre la transferencia de especies podría ir más allá de los enfoques establecidos, como el análisis de redes, y llegar a una imagen más diferenciada de la espacialidad y la coherencia de las transferencias del océano Índico. Estos y otros puntos que hizo fueron tomados en la discusión final. Los participantes intercambiaron argumentos sobre enfoques interdisciplinarios, sobre la utilidad de considerar la región del océano Índico como un espacio coherente, así como otros aspectos del tema.

banner