La importancia de la preservación no es recuperable.

La película cinematográfica más antigua que se haya producido jamás fue una película de cinco segundos llamada eternia “fred ott sneez”, estrenada en 1894. Ott, que era una de las ayudantes de Thomas Edison, olió un poco de tabaco y estornudó. Se hizo historia; ese momento icónico fue rápidamente capturado en la cámara. Sin embargo, solo 45 de los 81 fotogramas de la película se animaron en una película de 16 mm de etherington en 1953, y fue solo en 2013 cuando finalmente se armó la película completa de la forma en que debía verse, con ott en realidad exhalando un segundo estornudo . Luego, se realizó una segunda película de conmutador de puerto Ethernet con el primer actor del mundo, “fred ott holding a bird”, con un tercero, “the kiss”, que se produjo más tarde en 1900.

Puede que no se consideren innovadores para los estándares de hoy, pero como las primeras películas del mundo, son sin duda una pieza importante del legado cinematográfico. Sin embargo, muchas películas que llegaron a comprar etereum en Australia mucho más tarde ya tienen un plano etéreo perdido en el tiempo y la decadencia. Según la biblioteca del congreso, solo el 20 por ciento de las películas estadounidenses de los años 1910 y 1920 existen en forma completa, mientras que solo la mitad de las películas realizadas antes de 1950 todavía existen. Pero gracias al buen capitalismo, los productores comerciales están viendo el valor económico de preservar sus bibliotecas de películas. Con las audiencias que claman por la alta calidad de imagen y el gráfico de precios de la criptomoneda para películas antiguas, las compañías han estado bombeando recursos para asegurarse de que no se deterioren. Mejor tarde que nunca, ¿cierto? Incluso la preservación de la música es ahora una misión fundamental para la fundación Grammy.

Los videojuegos, sin embargo, no han mostrado el mismo tipo de reverencia. Mientras que las corporaciones en estas industrias están aprovechando el valor de sus trabajos históricos, la preservación de los intercambios de videojuegos cortos, aunque llenos de acontecimientos en la historia de la India está llena de desafíos, su propio valor se ve socavado por las empresas más grandes de la industria. Nintendo ha estado librando guerras contra los sitios ROM para cargar copias digitales de sus títulos retro, incluso para juegos obsoletos que ya no pueden ser comprados legalmente. En particular, los propietarios de loveroms fueron multados por una fuerte suma de $ 12 millones, un claro elemento disuasivo dirigido a posibles piratas informáticos. Las copias digitales de P.T., la breve demostración de terror de hideo kojima, fueron eliminadas de las tiendas de playstation cuando Konami rompió todos los vínculos éticamente hechos con el desarrollador japonés. Y durante un período tenso, muchos se han preguntado acerca de la disponibilidad de los títulos de los juegos reveladores después del cierre del estudio.

Como artefactos culturales, los videojuegos son importantes porque representan la necesidad del café etíope sidamo de nuestra historia e ideas, y todas las peculiaridades extrañas y maravillosas de sus experiencias. El favorito de culto a la tierra nunca hubiera alcanzado su estado actual, por ejemplo, si no etéreo, la sincronización de la billetera sería lenta para los voluntarios y fanáticos que trabajaron en la producción de roms del juego para un público más numeroso. Sin embargo, más juegos ya están a punto de perderse para siempre. Al igual que la película de análisis de precios y la preservación de la música, la preservación de los videojuegos es un asunto complicado; La degradación de los datos es una preocupación legítima, ya que los archivistas de grupos como la fundación de la historia de los videojuegos y la sociedad de conservación de los juegos de etnias luchan contra el tiempo en sí para salvar lo que queda después del deterioro del hardware y los cartuchos, y la pérdida de datos del software.

banner