Cartera Dubiec Anna Baza dorobku naukowego monero

Autorzy: Møller AP, Adriaensen F., Artemyev A., Bańbura J., Barba E., Biard C., Blondel J., Bouslama Z., Bouvier J.-C., Camprodon J., Cecere F., Chaine A ., Charmantier A., ​​Carta M., Cichoń M., Cusimano C., Czeszczewik D., Doligez B., Doutrelant C., Dubiec A., Eens M., Eeva T., Faivre B., Helechos PN, Forsman JT, García-del-Rey E., Goldshtein A., Goodenough AE, Gosler AG, Góźdź I., Grégoire A., Gustafsson L., Hartley IR, Heeb P., Hinsley SA, Isenmann P., Jacob S., Järvinen A., Juškaitis R., Kania W., Korpimäki E., Krams I., Laaksonen T., Leclercq B., Lehikoinen E., Loukola O., Lundberg A., Mainwaring MC, Mänd R., Massa B. , Mazgajski TD, Merino S., Mitrus C., Mönkkönen M., Morales-Fernaz J., Moreno J., Morin X., Nager RG, Nilsson J.-Å., Nilsson SG, Norte AC, Orell M., Perret P., Perrins CM, Pimentel CS, Pinxten R., Priedniece I., Quidoz M.-C., Remeš V., Richner H., Díez HR, Russell A., Rytkönen S., Senar JC, Seppänen JT, Pascoal da Silv a L., Slagsvold T., Solonen T., Sorace A. [et al.]

Las aves secundarias que anidan en los hoyos no construyen agujeros de nidos y, por lo tanto, se reproducen regularmente en cajas nido, constituyen sistemas modelo importantes para estudios de campo en muchas disciplinas biológicas con cientos de científicos y aficionados involucrados. Esos grupos de investigación están distribuidos en amplias áreas geográficas que experimentan una variación considerable en las condiciones ambientales, y los investigadores proporcionan cajas nido de diferentes diseños que pueden introducir inadvertidamente variaciones espaciales y temporales en los parámetros reproductivos.

Cuantificamos la relación entre el tamaño medio del embrague y el tamaño de la caja nido y el material después de controlar un rango de variables ambientales en cuatro de las especies modelo más utilizadas en la Paleártica Occidental: gran tit Parus major, blue tit Cyanistes caeruleus, Ficedula hypoleuca y Flycatcher de collar F. albicollis de 365 poblaciones y 79 610 garras.

Estos hallazgos demuestran que el tamaño de las cajas nido y el material utilizado para construir cajas nido pueden afectar de manera diferente el tamaño del embrague en diferentes especies. Los hallazgos también sugieren que el diseño de la caja nido puede afectar no solo a las especies focales, sino también indirectamente a otras especies a través de los efectos del diseño de la caja nido en la productividad y, por lo tanto, la densidad de la población y, por lo tanto, la competencia interespecífica.

Los haemosporidianos que causan malaria aviar son parásitos muy comunes entre las especies de aves. Sus efectos negativos se han informado repetidamente en términos de deterioro en las perspectivas de supervivencia o éxito reproductivo. Sin embargo, también se ha informado una asociación positiva entre los parásitos sanguíneos y la condición física aviar. Aquí, estudiamos una relación entre la presencia de parásitos de la malaria y el rendimiento reproductivo del huésped, un paseriforme que cría hoyos: la teta azul Cyanistes caeruleus. Desde el parásitos de la malaria podría afectar a sus anfitriones de manera diferente según las condiciones ambientales, realizamos un experimento de manipulación del tamaño de las crías para diferenciar a los padres esfuerzo reproductivo y estudiar la interacción potencial entre el estado de infección y las condiciones de cría de crías en el desempeño reproductivo. Encontramos individuos infectados con parásitos de la malaria que se reproducen más adelante en la temporada en comparación con las aves no infectadas, pero no se detectaron diferencias en el tamaño del embrague. Curiosamente, los padres infectados produjeron descendientes más pesados ​​y grandes con una reacción más fuerte a la fitohemaglutinina. Más importante aún, encontramos una interacción significativa entre el estado de la infección y la manipulación del tamaño de las crías en la longitud del tarso de la descendencia y la reacción a la fitohemaglutinina: la presencia de parásitos tuvo un efecto positivo más fuerte entre las aves que cuidan a las crías experimentadas. Nuestros resultados pueden interpretarse a la luz de la hipótesis mediada por parásitos o de la hipótesis de inversión terminal.

Las especies de parásitos suelen ser especialistas que utilizan especies hospedadoras específicas, pero los conjuntos de parásitos pueden diferir sustancialmente incluso entre poblaciones de la misma especie y mostrar fluctuaciones estacionales y anuales. Las características del hospedador, como la edad y el sexo individuales, también pueden afectar la composición y abundancia de las especies de parásitos. Aquí, informamos la ocurrencia de parásitos de la malaria en el tit azul (Cyanistes caeruleus) habitando en Gotland (Suecia) a través de 5 años. Usando técnicas basadas en PCR, encontramos ocho linajes de citocromo b pertenecientes al género Plasmodium (pTURUD1, pBT7, pSGS1, pSW2, pGRW11) y Haemoproteus (hPARUS1, hPHSIB1, hWW2) con una prevalencia general del 65%. Predominaron las infecciones por Plasmodium (prevalencia del 49,5%), mientras que la tasa de infección por hemoproteus fue mucho menor (prevalencia del 16,5%). Mostramos diferencias significativas en el estado de infección entre los años de estudio y las clases de edad cuando todos los linajes de parásitos se analizaron juntos o los dos linajes más comunes se analizaron por separado. En general, las aves de mayor edad mostraron una mayor prevalencia. Una interacción significativa entre el año y el efecto del género explicó significativamente la variación en la intensidad de la infección. Esta interacción se deriva de una variación anual significativa de la intensidad de la infección con Plasmodium, mientras que tal efecto no está presente para las infecciones por Haemoproteus. Más importante aún, la intensidad de la infección con el hemoproteus fue significativamente mayor que con Plasmodium en 3 de los 4 años de estudio con datos.

La asignación de recursos con sesgo sexual en los huevos aviarios ha ganado un interés creciente. Las explicaciones adaptativas de dicha asignación a menudo están relacionadas con las estrategias de historia de vida de las especies estudiadas. En algunas especies, se sugirió el dimorfismo del tamaño sexual del huevo (SSD) para promover futuras diferencias de tamaño entre los adultos de cada sexo. En otras especies, se invocó la SSD de huevo como un medio de adaptación mediante el cual una madre equilibra la mortalidad de polluelos específicos del sexo. De acuerdo con el primer escenario, las madres deben producir huevos más grandes para el sexo más grande, por lo tanto, en todas las especies, la SSD adulta debe ser un factor predictivo positivo significativo de la SSD del huevo. En el segundo escenario, las madres deben producir huevos más grandes para el sexo más pequeño. Si diferentes especies usan estrategias contrastantes, entonces la expectativa universal es que debe haber una relación significativa entre la magnitud de la SSD adulta y la magnitud de la SSD de huevo, independientemente de la dirección de esas diferencias. Nuestro objetivo fue examinar si la dirección de la SSD del huevo se predice según la dirección de la SSD del adulto o si el grado de la SSD del huevo está relacionado con el grado de la SSD del adulto. Para responder a esta pregunta, realizamos un metanálisis de 63 estudios, que incluyó información sobre SSD de huevo de 65 tamaños de efecto de 51 especies de aves. Encontramos que en todas las especies, la SSD adulta no predice la SSD del huevo. Más importante aún, la variación observada en los tamaños del efecto en nuestro conjunto de datos se explicó en gran parte por un error de muestreo (varianza). Aunque el SSD para adultos es sin duda una característica prominente de las aves, hay poca evidencia del SSD de huevo en todas las especies de aves.

Recientemente se ha sugerido que los telómeros desempeñan un papel importante en el envejecimiento y se consideran biomarcadores de envejecimiento confiables. La teoría de la historia de la vida predice que los costos de reproducción deben expresarse en términos de senescencia acelerada, y algunos estudios empíricos confirman dicha presunción. Por lo tanto, se debe prever un vínculo entre el esfuerzo reproductivo y la dinámica de los telómeros. Estudios recientes han demostrado que la reproducción puede desencadenar la pérdida de telómeros, pero el impacto real de esfuerzo reproductivo No ha recibido la atención adecuada en estudios experimentales. Aquí, manipulamos experimentalmente esfuerzo reproductivo aumentando el tamaño de la cría en la teta azul salvaje (Cyanistes caeruleus). Mostramos que los padres que asistían a las crías ampliadas experimentaban una mayor descomposición anual de los telómeros en comparación con las aves de control que asistían a las crías inalteradas. Además, demostramos que el cambio en la longitud de los telómeros difiere entre los sexos, pero este efecto fue independiente de nuestro tratamiento. Por lo que sabemos, este es el primer estudio experimental en la naturaleza que revela que la dinámica de los telómeros puede estar relacionada con el esfuerzo reproductivo. Por lo tanto, el acortamiento de los telómeros puede constituir uno de los posibles mecanismos inmediatos que median los costos de reproducción.

banner