Así debes declarar en la renta los bonos de fidelización de banco popular – bolsamanía.com local bitcoin paypal

La resolución de Banco Popular aún está en la memoria de los españoles. Su venta a Banco Santander por un euro supuso un hito histórico, pero además trajo una serie de consecuencias para los accionistas del Popular de las que tienen cuenta ahora ante la Agencia Tributaria (AEAT). En la campaña de la Renta 2017 estos contribuyentes deben declarar las rentas en el proceso, y la forma de hacerlo depender de ellos.

El pasado 12 de septiembre Banco Santander aprobó la oferta pública de venta de los llamados ‘Bonos de Fidelización’. En concreto, emitió 980 millones de euros en bonos con el objetivo de compensar a los accionistas del Banco Popular que perdieron todo su dinero por la resolución de la entidad, decidida por las autoridades de tres meses antes. Con este producto se ofrece a estos clientes la posibilidad de adquirir, sin desembolsar ninguno por su parte, Bonos de Fidelización del Santander por un importe nominal equivalente a la inversión en acciones o en ciertas obligaciones subordinadas de Banco Popular.

Como bien, la Hacienda en su día, el tratamiento fiscal era diferente dependiendo de la condición del contribuyente. Y es que, en función del colectivo al que pertenece, del accionista o de los obligacionistas, los rendimientos positivos o negativos tributarán de manera diferente. Así lo explica la Asociación Profesional de Expertos Contables y Tributarios de España (AECE), que ha analizado cada caso para facilitar a los afectados la tarea de declarar estos productos en la liquidación del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Si este es el caso, el contribuyente deberá proceder a hacer los cálculos correspondientes para el tratamiento e integración de la amortización de las acciones del Banco Popular, porque se habrá generado una pérdida patrimonial derivada de la transmisión, cuyo importe es la diferencia entre el valor de transmisión (0 euros) y el valor de la adquisición pagado por el contribuyente, en la base imponible del ahorro.

a) Hacer el tratamiento de la entrega de los bonos de fidelización a los accionistas. El contribuyente debe hacerlo porque, como consecuencia de su decisión, se ha generado una ganancia patrimonial por el valor de mercado de las nuevas obligaciones, a integrar en la base imponible del ahorro, lo que a su vez posibilita la compensación de la pérdida patrimonial anterior.

b) Proceder al tratamiento fiscal de los intereses trimestrales que perciba por los mismos y, en su caso, de la futura venta de los bonos de fidelización. Como explica AECE, se han generado rendimientos del capital mobiliario, y ha podido computar los intereses por su importe íntegro, y la venta de los bonos por la diferencia entre el valor de transmisión y el valor de la adquisición, que es el valor de mercado señalado en el punto anterior.

El obligacionista tendrá que proceder al tratamiento e integración de la amortización de las obligaciones del Banco Popular. El colectivo de contables recuerda que este hecho se ha generado un rendimiento del capital mobiliario positivo de la transmisión de activos financieros, que se computará por la diferencia entre el valor de transmisión y el valor de la adquisición de los títulos, a integrar en la base imponible del ahorro.

a) Hacer el tratamiento de la entrega de los bonos de fidelización a los obligados en compensación por dicho rendimiento del mobiliario de capital negativo Ha habido un rendimiento del capital mobiliario por su valor normal de mercado, a veces es un ingreso a la cuenta -que es repercutido al adquirente-, que debe integrarse en la base imponible del ahorro y que, se desconoce desde la AECE, la compensación del rendimiento negativo anterior.

b) Tratamiento fiscal de los intereses trimestrales que perciban por los mismos y, en su caso, de la futura venta de los bonos de fidelización. En este caso, se han generado rendimientos del capital mobiliario, y se deben computar los intereses por su importe íntegro y la venta de los bonos por la diferencia entre el valor de transmisión y el valor de adquisición, que es el valor de mercado señalado en el punto anterior.

Si este es el supuesto que corresponde, el obligado tendrá que hacer el tratamiento e integración de la amortización de las obligaciones del Banco Popular. Se genera un rendimiento del capital mobiliario positivo de la transmisión de activos financieros y que se computa por la diferencia entre el valor de transmisión y el valor de adquisición de los títulos, en la base imponible del ahorro.

banner